Sobre el autor

Un Comentario

  1. 1

    V. David

    Habiendo sido un éxito la eliminación de la cofia, sin embargo, la contrapartida posiblemente haya sido perder un signo de “distinción” (entiéndase no como una cuestión clasista, que ya históricamente hemos sufrido por parte de otros colectivos) si no que no ha sido sustituido por otro que nos identifique como colectivo; de esta forma se nos ha homogeneizando a tod@s en una amalgama de profesionales que atienden al paciente. No distinguiéndo, no ya solo los pacientes sino también los profesionales, en quién acudió, quien recibió al paciente, quién ha realizado actuaciones, comentarios… atribuyéndosenos de entrada casi cualquier cosa a “las enfermeras” cuando no ha sido así.
    Tras más de 20 años de ejercicio, al llegar a los hospitales (y en distintas comunidades autónomas), de entrada, no consigo distinguir saber si la persona que me está hablando es enfermer@, celador/a, auxiliar de enfermería,alumnado, médico, limpieza, … y de estar identificad@ es en un cartoncito pequeño que por pudor donde está situado decide uno no mirar. Igual deberíamos plantearnos como diferenciarnos todos los actores del mundo sanitario.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2014 DIARIO ENFERMERO - Optimizado y configurado por www.ibotero.com