Sobre el autor

3 Comentarios

  1. 3

    Isidoro Jiménez Rodríguez

    ¿SE CASTIGA SEGÚN LA FALTA, O SEGÚN A QUIEN SE HACE?
    Me explico, ¿los jueces analizan estrictamente la falta cometida a la hora de establecer la pena, o se dejan influir según la profesión del ofendido?.
    Hace unos días me hacía eco en Redacción Médica de la blandura de la pena impuesta al infractor que relata la noticia. Cuestionaba si habia diferentes varas de medir en nuestra justicia (https://www.redaccionmedica.com/secciones/derecho/multan-con-600-euros-por-llamar-payasa-y-gilipollas-a-su-enfermera-6333?utm_source=redaccionmedica&utm_medium=email-2020-02-20&utm_campaign=boletin). Concluía mi breve comentario señalando que la pena me parecía ridícula, se ofendiera a quien se ofendiera, desde una cocinera, pasando por el personal de limpiza, o el propio gerente.
    También hace unos escasos días se daba a conocer otra noticia en el referido medio periodístico, esta vez sobre la agresión física a un médico (https://www.redaccionmedica.com/secciones/derecho/seis-meses-de-carcel-por-agredir-al-medico-por-no-hacerle-un-justificante–9924). Obviamente los delitos cometidos son muy diferentes, no hace falta tener conocimientos de derecho para percibirlo. Pero en este segundo caso, con una sentencia, a mi parecer, mucho más ponderada a la infracción cometida, me sigo preguntando como hubiera sido esta pena en el caso de tratarse de otro personal sanitario, o no sanitario.
    Y vuelvo a insistir, creo que los jueces deberían aplicar la justicia, en su grado máximo, se trate de un celador o el director médico. Sin distinción alguno por el cargo que pueda ocupar el ofendido.

    Responder
  2. 2

    David

    No hay mejor ejemplo que castigar estas actitudes de indeseables.

    Espero que sigan habiendo este tipo de sanciones ejemplares, que sufrimos el personal hacia gente que dedicamos nuestro tiempo y cuidados

    Responder
  3. 1

    David

    Al día de hoy se me hace muy difícil comprender cómo haya personas que insultan y agreden a personal sanitario que dedica su vida a ayudar a los demás. Supongo que es una señal ulterior del desmantelamiento ético generalizado.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2019 Todos los derechos reservados. DIARIO ENFERMERO