Sobre el autor

Un Comentario

  1. 1

    Vanessa

    Como diplomada universitaria en enfermería, sin estar en activo, me separo un poco de esa visión donde el foco está en lo manifestado por agresividad relacionada con falta de información y aprendizaje de la población ( incluido profesionales) en el manejo de sus emociones. Se están aplicando medidas preventivas y correlativas a la agresión verbal y física. Totalmente necesarias a día de hoy pero esas acciones sólo son paliativos. Cómo podemos ofrecer como profesionales en el bienestar personal que no sólo es físico sino también , mental, emocional, social un enfoque o curas que promuevan esa responsabilidad personal de bienestar, hablando de bienestar emocional independientemente de las situaciones que se vivan?!Estamos dejando pasar una oportunidad para generar un diagnóstico enfermero que ya es real :, Alto riesgo de individualidad y comunidad peligrosa en las relaciones sociales manifestado por agresividad, frustración, egocentrismo, suicidios,…relacionado con una falta de conocimientos en el manejo de sus emociones ante las circunstancias externas.Posiblemente esta visión no sea personal, esté más presente en much@s profesionales y existan ya grupos que se estén formando primero en ellos para entender realmente en su experiencia, como mantener el propio bienestar ante situaciones adversas. Nos relacionamos en base a lo que sentimos y de ahí se genera una conducta. Cómo podemos hacer para que esto sea prioritario y trasladarlo a las consultas de salud comunitaria?!Me gustaría ver más artículos que se dirijan en esta dirección.Puedo estar equivocada pero puede que los profesionales de salud estemos más inmersos en demostrar nuestra valía profesional que es excelente y estemos descuidando el rol principal, donde la responsabilidad del bienestar o salud es del propio individuo y este debe empezar por un buen manejo-comprensión de su salud mental y emocional en las actividades de la vida diaria. A nivel de medidas educativas y praxis en él área de salud física ( prevención primaria, secundaria y terciaria) el trabajo que se ha hecho es 👌🥇y se seguirá mejorando. Tenemos que darnos la oportunidad de contemplar este diagnóstico enfermero comunitario porque esta falta de conocimientos no es exclusiva o sucede en áreas de trabajo. Está en los hogares, en los trabajos, en las escuelas. Somos una sociedad extraordinaria pero bastante peligrosa individualmente y colectivamente sin ser conscientes que nos maltratamos diariamente. Los modelos de V.H fueron creados para el área física porque eran momentos de guerras. Pueden sernos útiles si los utilizamos como diagnósticos adaptados a nuestra era y empezamos a cultivar y formarnos en el autoconocimiento de áreas mentales y emocionales. Si nuestra pirámide poblacional se está invirtiendo y habrá un aumento de lo que conocemos como crónicos, hay que revaluar dónde podemos ser más eficaces, eficientes y si, obtener mayor efectividad. Porque un individuo que se conoce y sabe entenderse en lo emocional-mental, no lo hace inmune a las enfermedades pero dispone de muchos recursos propios para volver a su bienestar individual, en el menor tiempo posible. Los pocos recursos humanos, económicos disponibles actualmente para lo realmente prioritario a nivel de prevención primaria,secundaria y terciaria precisan de esta visión actual porque tod@s de un modo u otro, estamos enfermos.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2019 Todos los derechos reservados. DIARIO ENFERMERO