Sobre el autor

6 Comentarios

  1. 6

    Edith Lopez Alvay

    “… lo esencial es invisible a los ojos” según el escritor francés de Saint Exupéry. Estoy segura que la esencia de nuestra profesión es el cuidado, el cuidado holístico nos ha permitido una enfermería más humanizada. Es así, que mediante el cuidado brindamos lo más sustancial y valioso de nuestra profesión. Son esas pequeñas cosas que hacen esencial a nuestra profesión y que nos hacen esencial para mantener o mejorar la salud. A trabajar mucho para forjar la relación entre enfermero y paciente, y la empatía en nuestros cuidados. Le agradezco enfermera Lucía pareles por desear demostrar el poder de lo invisible, muchos saludos soy una estudiante y futura enfermera. ¡EL PODER DE LO INVISIBLE ES ESENCIAL 🙂 !

    Responder
  2. 5

    Araceli

    Importante; viviendo esta actitud de atención a lo ¨oculto¨ expresamos nuestro anhelo de vivir lo que todos somos: seres dignos y valiosos. Sí, precisamos estar despiertos para recibir y atender, para “estar presentes”, para vivir cada día con novedad y sentido…. Todo un reto para cada jornada. Adelante Lucía. ……

    Responder
  3. 4

    Ruth

    Enhorabuena Lucia por expresar lo que mucho de nosotros intentamos hacer en nuestro trabajo diario bajo la presion de la productividad y el modelo de coste- efectividad. Porque trabajamos con personas, y porque nuestra esencia es la de cuidar de una forma integra y holistica, pienso que debemos empezar a movilizarnos para que no sigam cortandonos las alas y realizemos trabajos tecnicos y centralizados.

    Si por una enfermeria con cuidados humanizados!

    Responder
  4. 3

    maribel pagola pascual

    Los cuidados Invisibles,otra dimensión de las tareas del cuidar. Es el tema que hemos elegido para enviar al CIE. Son tan importantes y necesarios que ya ha habido un congreso solo para ellos en 2013 en Zaragoza.
    Que haya gente que los rescate y ponga en valor dice mucho de las enfermeras.

    Un abrazo y sigue adelante.

    Enfermera de la promoción de 1982.

    Responder
  5. 2

    Julia

    Soy enfermera desde hace 35 años y lo que comentar lo he llevado a cabo desde el primer día y teniendo lo muy claro de que es cierto todo lo que dices. No curamos pero sí que ayudamos a mejorar muchas veces con un simple gesto, caricia , sonrisa etc. Ojalá consigamos que todos los enfermeros seamos capaces de esa complicidad tan bella.

    Responder
  6. 1

    Mario

    Increíble!

    Un artículo muy bueno y mis más sinceras felicitaciones a la enfermera Lucía Pareles. Creo que en esta vida hace falta más personas como ella, que quieran ayudar y no sólo dedicarse a cumplir con su trabajo. La mente es un arma poderosa y puede utilizarse para derrotar una enfermedad o para sucumbir a ella… y como bien dice ella, si se cuida la mente, si se cuida lo invisible, todo es posible. Con esto no quiero decir que se pueda vencer una enfermedad incurable, pero al menos puedes sentir algo de luz en esa oscura habitación si te ayudan a hacerlo.

    Gracias Lucía y espero que todo el mundo vea que eres un ejemplo a seguir como enfermera.

    Un abrazo!

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2014 DIARIO ENFERMERO