Sobre el autor

Un Comentario

  1. 1

    Carlos

    Me parece magnifica esta labor. Lastima es que no exista un movimiento igual en Salamanca, ciudad en la que vivo.
    Es demasiado frustante- tanto en el ambito social, como en el familiar, en mi caso- el tener esta dependencia incontrolada del esfinter, por mucha bolsa que se adhiera, pues siempre existe el temor a una diarrea imprevista a los olores…..en fin a un montón de situaciones que gravitan en el subconscuente del ostomizado. Maxime si se acumulan otras patologias indesadas a las dietas (colesterol, diabetes, etc…) que acaban retorciendo la mente y vida del protagonista.
    Cuando existe un colectivo con incomunicación, parece más facil y llevadero el problema. Abogo por iniciativas de este tipo.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2019 Todos los derechos reservados. DIARIO ENFERMERO