Sobre el autor

3 Comentarios

  1. 3

    Ana María Fernández

    Estoy muy en contra con este tipo de empresas que para lucrarse patrocinan estos actos de desprestigio para la profesión, y que afecta a la imagen de la mujer y del hombre enfermero.
    Yo sería contundente: cierre del local y fuertes multas para quien atente contra la dignidad de los profesionales.

    Responder
  2. 2

    Mª Ángeles de Francisco

    Tan sólo una pregunta: ¿Sólo se puede llamar la atención?. ¿No se pueden emprender medidas legales contra “esos locales” y “esas empresas” que organizan y patrocinan semejantes actos?. ¿No se está vulnerando el derecho a la integridad moral de toda la profesión (formada por personas individuales)?. Creo que éste es un derecho recogido en nuestra Carta Magna

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2014 DIARIO ENFERMERO