Sobre el autor

2 Comentarios

  1. 2

    María de Miguel Nuño

    La reciente protesta del Colegio de Médicos de Madrid acerca de la «negativa» o dilación en administrar vacunas y otros tratamientos pautados, por parte de los enfermeros – lo que indudablemente repercute en detrimento del paciente – no hace sino confirmar el cariz «economicista» y no político del RD . Por eso, no es asumida esa inmediata consecuencia, dado que no se ha reparado ni en consecuencias ni protocolos de prescripción inmediata .

    Buena parte de los fármacos permitidos en la «Prescripción Enfermera» son tópicos de elevado coste, y empleo en tratamientos prolongados. Determinados sectores facultativos pierden ahí parte de las «prebendas» del laboratorio o casa comercial (congresos pagados, viajes,…etc ), en favor del enfermero. No hay más que esa evidencia de fondo. Ningún gobierno ni coalición va a revocar ese RD. Sí se aplicarán modificaciones, excepciones, o «apéndices» para agilizar el proceso terapéutico…pero la firma del prescriptor y la decisión farmacológica será la del médico. En ningún modo van a perder tales «regalías».

    Con el debido respeto y admiración a aquellos médicos que hacen de su esfuerzo una causa por la salud, y muchos de los cuales critican abiertamente el indudable origen del «decretazo».

    Responder
  2. 1

    Rolan

    Que pasa con la «coletilla» escrita en la historia médica de administrar nolotil o lo que sea sí dolor …

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 Todos los derechos reservados. DIARIO ENFERMERO