Sobre el autor

Un Comentario

  1. 1

    Isidoro Jiménez Rodríguez

    Felicitar a los compañeros de Talavera por la labor que realizan en el ámbito de hacer más llevadera y humana la estancia a sus pacientes. Considero que esto es la esencia del «cuidar» enfermero. Nunca será suficiente cuanto hagamos en este campo. Estoy seguro que la práctica totalidad del personal de Enfermería (Auxiliares y Enfermeras) así lo entendemos y nos esforzamos continuamente en ello, a pesar de que, por lo general, no podamos plasmarlo en planes de actuación como el presentado anteriormente, debido a cuestiones logísticas de tiempo.
    Pero no nos confundamos por mucho que nos empeñemos en tal labor desde el ámbito enfermero, hay otros colectivos, más poderosos, que no deben pensar igual. No voy aquí a repetir mis argumentos que ya expuse en el diario digital «Acta Sanitaria» de fecha 7-7-2016 (http://www.actasanitaria.com/humanizacion-calidad-asistencial-y-aeropuertos-sin-aviones/).
    No caigamos esta vez en la ingenuidad de seguir las «ocurrencias» de otros, a quienes este tema les importa realmente un bledo, aunque, eso si, se presenten a la sociedad como sus paladines. Son precisamente ellos quienes se tienen que «humanizar», respetando a los pacientes y al resto de personal sanitario. Quienes deben saber que hace tres décadas entro en vigor una ley que dirige y enfoca la atención sanitaria, como no puede ser de otra forma, en el enfermo. Parece ser que hay muchos ignorantes al respecto, pues solo piensan en mantener sus seculares prerrogativas (formación académica privilegiada; desproporcionados sueldos; turnos de trabajo a la carta; etc, etc.).
    Bajo mi modesto punto de vista habría que preguntar a tales «listillos» porque permiten tantas formas irrespetuosas y déspotas en nuestro sistema de salud. Si es que desconocen que hay una Constitución que se supone debe garantizar el respeto a la dignidad de las personas. Si se olvidan que en estos últimos años se han promulgado una serie de leyes que les sitúan como un colectivo más, entre los que intervienen en la atención sanitaria.
    Por lo tanto, con el mayor respeto, me permito sugerir a nuestras autoridades sanitarias (médicas) un «Plan de Normalización de la Práctica Asistencial». En pleno siglo XXI, a ningún colectivo se le puede seguir permitiendo hacer, «lo que», «cuando» y «como» le da la gana. Nadie puede tener blindado su campo de actuación para obrar a su antojo.
    Desde que hace unos meses dichas autoridades sanitarias (galénicas) pusieron de actualidad este tema, asistimos a hechos tan sarcásticos como el que en algunas comunidades se ponga a pilotar tales supuestos planes de humanización a médicos. Lógicamente, ni la trayectoria histórica de dicho colectivo, ni su actuación diaria, indica que sean los más apropiados.
    Reflexionemos como a lo largo de la historia la Enfermería hemos hecho los «coros de palmeros» de las «genialidades» médicas. No lo hagamos una vez más.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 Todos los derechos reservados. DIARIO ENFERMERO