Sobre el autor

Un Comentario

  1. 1

    Iñigo

    La Enfermería sigue siendo una profesión de segunda categoría, aunque mueran sus profesionales en la primera línea de acción en los hospitales, en este caso. Es una constante gobierne quien gobierne. En la atención en un contexto de «normalidad» asistencial la cuestión es la misma: el ninguneo. Parece increíble que más de 300.000 profesionales con responsabilidad sobre la vida no sirvan para justificar acciones de mayor calado y asunción de mayores responsabilidades sanitarias. Esto significa que nuestra aportación no tiene mucho valor, aunque con la boca digan los contrarios los gobernantes. Se juzga por los hechos, no por las palabras. ¿Reaccionaremos o seguiremos en el «sí, bwana».

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2019 Todos los derechos reservados. DIARIO ENFERMERO