Sobre el autor

3 Comentarios

  1. 3

    MARIA DEL MAR CUESTA RODRIGUEZ

    Y además de todo ésto… ¿por què una profesión mayoritariamente femenina tiene tanto puesto de poder masculino?. En este punto: ¿que podemos hacer?.

    Responder
  2. 2

    Daniel

    Pobrecitas lo que tienen que soportar, que las llamen «niñas», «guapas» o «señorita». Entonces cuando una enfermera me llame «guapo» o «cariño», palabras que se utilizan continuamente en el ambiente hospitalario que tengo que hacer como hombre, denunciar está injusta situación?

    Responder
  3. 1

    JOSE ANTONIO FORCADA SEGARRA

    Mi apoyo desde siempre y para siempre a mis magnificas compañeras enfermeras.
    Jose A. Forcada. Enfermero Vacunólogo.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2014 DIARIO ENFERMERO