Sobre el autor

Un Comentario

  1. 1

    Isidoro Jiménez Rodríguez

    ¿Psicologizar? No gracias.
    Las consecuencias nefastas de la brutal medicalización que sufren nuestros 17 sistemas sanitarios (uno por cada autonomía) está bien a las claras, poniendo en cuestión la sostenibilidad y viabilidad de nuestra sanidad pública.
    Nuestros ciegos políticos no parecen darse cuenta de tan funesto fenómeno que se cierne sobre nuestro país. Es más, su ceguera les lleva a fomentar otras desviaciones, como la psicologización. Y claro, las listas de espera y demoras, ante esta nueva y artificial demanda, no se han hecho esperar. Opino que en nuestra esperpentica sanidad, quien o se inventa listas de espera y demoras, sencillamente, no es nadie. Entre estos últimos estamos las enfermeras y enfermeros, haciendo, precisamente, todo lo contrario. O lo que es lo mismo, partiendonos el pecho para que el caos de la gestión y administración, médica, en exclusiva, trascienda lo menos posible a nuestros pacientes.
    Que nuestros políticos, de las diversas raleas, sucumben ante las fantasías mediquiles, puede entenderse, aunque no sin hacer un esfuerzo importante. Pero que un colegio de enfermeras contribuya a fomentar la absurda psicólogizacion entre sus colegiados, requiere de un esfuerzo sobre-humano.
    ¡Vaya forma de fomentar y potenciar la figura de la enfermera especialista en salud mental! Es más, considero que cualquier enfermera o enfermero, incluso, sin la citada especialización, está capacitado para brindar, tanto a la sociedad, como a sus compañeras y compañeros, ese «apoyo y acompañamiento integral» que señala la noticia. O ese «bienestar emocional». El actual Grado en Enfermería ofrece formación, sobradamente, para lo uno y lo otro.
    En mi modesta opinión, no debemos confundirnos. A las enfermeras/os de Madrid, y de cualquier lugar de España, nuestras administraciones les prestan un trato humillante y denigrante. Además de unas condiciones de trabajo inhumanas. No olvidemos que en España faltan 97000 para equipararnos a la ratio media de los países de la OCDE.
    ¡Todo ello no se arregla con psicólogos, señores que gobiernan el Colegio de Madrid! Se arregla con un mínimo de respeto y de dignidad hacia la Enfermería por parte de nuestro sistema sanitario. No hay que equivocarse. ¿Vale?
    Isidoro Jiménez Rodríguez.

    Responder

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2022 Todos los derechos reservados. DIARIO ENFERMERO